Comprar un negocio en Miami, 5 consejos infalibles.

Para invertir en un negocio en Miami lo mejor que puedes hacer es dominar todos los aspectos inherentes a la compra, para que este genere un pronto retorno de inversión y unas ganancias lucrativas y rentables.

Conoce cuáles son los aspectos más importantes que debes conocer y manejar para que sepas exactamente hacia dónde debes enfocar tus esfuerzos y asegurar la correcta inversión ¡Comencemos!

Consejos para comprar un negocio en Miami 

  1. Compra un negocio en funcionamiento 

Comprar o invertir en un negocio en funcionamiento te ahorrará miles de dólares y unos cuantos dolores de cabeza. Sí, tiene sus ventajas asociadas, como por ejemplo:

  • Evitas lidiar con las etapas de creación y arranque
  • La empresa o el negocio ya cuenta con una base de clientes y proveedores sólida
  • La marca ya está posicionada en el mercado: está en el top of mind de los clientes o consumidores
  • El recurso humano ya está capacitado y entrenado; esto significa que te ahorras los costos asociados a la capacitación inicial de los empleados.
  • Reduces los tiempos de producción, puesto que arrancar un negocio desde 0 puede demorarse entre 3 y 12 meses.
  1. Invierte en una industria que conozcas

El peor error que cometen los inversionistas nuevos es emprender o invertir en una industria que desconocen.

Lo ideal es que tengas conocimientos sólidos en el ramo en el cual invertirás, y mejor aún, que cuentes con una basta experiencia en el, o de lo contrario podrías estarte involucrando en un negocio con altas probabilidades de fracasar, o que pudiese estar inmerso en problemas más graves como endeudamientos o fraudes.

Hoy en día muchos propietarios venden sus negocios porque no tienen cómo mantenerlos a flote (están quebrados), o por altercados de inmigración, -entre otras causas-. Averigua cuáles son las verdades razones de la venta y si no logras descifrar de qué va todo en realidad, lo mejor es que no te arriesgues.

  1. Solicita asesoría especializada

Muchos inversionistas nuevos se consideran autosuficientes y deciden prescindir de los servicios de los agentes especializados en el rubro que les interesa. Esto tiende a costarles muy caro, puesto que en materia legal o jurídica no hay espacios para las dubitaciones y equivocaciones.

El mejor consejo es que contrates a un equipo integral: uno que esté conformado por contadores, intermediarios certificados de negocios, también conocidos como Business Brokers, y todos aquellos asesores calificados y entrenados en el negocio en el cual invertirás tu capital.

  1. Comprende el valor de la inversión

Hay una clara distinción entre la cantidad de dinero que tienes disponible y la cantidad a invertir. Lo mejor es que evalúes estas variable y tengas una especie de colchón o piso por lo menos de 6 meses, para que puedas hacerle frente a cualquier eventualidad financiera que pudiese presentarse.

Comprender las condiciones del mercado en cuanto a valoración y precio es otro punto vital, así que no pases estas tareas por alto bajo ningún precepto o circunstancia.

  1. Dirime las contingencias

Esto parte por los procesos de observación, investigación e inspección de los estados financieros, del contrato de arrendamiento -si aplica-, del estudio de los equipos y qué debes llevar a cabo como comprador conjuntamente con tu equipo financiero y legal, para así dirimir cualquier asunto pendiente que retrase o entorpezca la compra o inversión.

Este período se conoce como “Due Diligence” y consta de entre 10 y 30 días (la cantidad de dias va a depender de la embergadura del negocio) para ponerse al día con todo lo que esté incompleto o inconcluso, bien sea con la compra de un negocio nuevo en Miami, o con la de uno que ya esté en funcionamiento.

Los comentarios están cerrados.