Ecommerce incrementa la demanda de almacenes en Miami

Ecommerce incrementa la demanda de almacenes en Miami 

El comercio electrónico ha marcado un hito en la forma de comprar en el siglo XXI, y lo cierto es que ha sido tan revolucionario que es considerado uno de los principales precursores del incremento de la demanda industrial en localidades estratégicas como Miami.

El analista de JLL Retail E-commerce, Matt Powers, informó durante una presentación bautizada como “la revolución del comercio electrónico”, que se llevó a cabo recientemente en el Four Seasons Hotel de Miami, que tanto Amazon como otras empresas minoristas en línea están impulsando la demanda de almacenes que estén más cercanos a los clientes.

Destaca que la logística minorista que se lleva a cabo en línea representa un 16% de la actividad industrial de Miami, y esto ha motivado el alquiler de muchos almacenes en el área y en el resto del país, puesto que los llamados “inquilinos de comercio electrónico” necesitan nuevos espacios para cumplir con sus funciones exitosamente.

En palabras más sencillas: el crecimiento de las ventas a través de grandes plataformas de comercio electrónico supone la utilización de mayores almacenes o espacios físicos para cumplir con la cadena operativa de forma satisfactoria.

Esto significa que a medida que crezca el consumo de bienes por Internet, también crecerá el número de almacenes que se rentarán; lo cual es una consecuencia directa del incremento de la demanda industrial asociada a esta actividad.

Minoristas al ruedo

Pero no solo los gigantes del e-commerce han experimentado cambios y expansiones en los últimos años. Al contrario, las ventas en línea de prominentes negocios minoristas como Walmart han comenzado a crecer exponencialmente, aunque según Powers “esta tendencia todavía está en su infancia”.

Aseguró que aun existe “mucho espacio para crecer”, pero no le restó mérito al impulso que ha experimentado en los últimos tiempos, al punto de que considera que “puede competir con Amazon”.

Se dice fácil pero no lo es. Que Walmart sea considerado un competidor directo del rey de las compras en línea no es más que un claro indicador de que los minoristas con mayor penetración de mercado, pudiesen potenciar aun más la demanda industrial de almacenes en Norteamérica.

Y por si fuese poco esto ha motivado a otros minoristas a ir en contra de Amazon, pues han comprendido que pueden ser tan competitivos como se lo propongan, especialmente porque las nuevas tendencias de consumo se inclinan hacia lo digital.

Impacto inmediato en el sector inmobiliario industrial

De acuerdo a datos proporcionados,  tanto la industria inmobiliaria, como las tasas de alquiler de la ciudad de Miami, están retornando a los niveles de ocupación registrados antes de la recesión.

Según sus propias estadísticas año tras año el centro de distribución de rentas y almacenes oscilan entre un 6% y $7,24 por pie cuadrado, y resalta que desde el 2010 los alquileres han crecido un 41%

Asimismo, Powers adelantó que durante el 2018 podrían coparse los nuevos espacios, debido a que ya existen más de 2 millones de pies cuadrados en espacios industriales que serán ocupados próximamente.

En cuanto a los clientes minoristas, estos están tomando cada vez mayor control en sus necesidades logísticas y de almacenamiento, según lo expresado por el Director Internacional de la cadena de suministro y logística.

Este recalcó que nunca antes habían estado tan ocupados en esta materia y todo apunta a que la marcha solo se acelerará este año.

Entonces, la demanda industrial y el alquiler de almacenes en Miami y en el resto de los Estados Unidos de América podría experimentar un repunte como nunca antes en los próximos meses, y todo se debe al crecimiento del sector e-commerce.

 

Los comentarios están cerrados.